Cantiga :external image cantiga_4small.jpg

Aquí nosotros estamos,
viene la primavera,
!qué contentos estamos!
todos nos turnamos,
a esperar la primavera,
!qué contentos estamos!
todos a su vera,
esperando la primavera
!qué contentos estamos!
todos con la ilusión,
de que vendrá la primavera.

Descripción de mi habitación :

Al final del pasillo de mi casa, a la izquierda se encuentra mi habitación. Tiene forma rectangular, nada más entrar a la izquierda, hay una pequeña estantería de madera, desde el suelo hasta el techo de mi habitación, rellenada de libros míos, casi todos de aventuras y juegos para mi play station 2. Enfrente de la estantería se encuentra mi cama, con un alto de ochenta centímetros y un ancho de noventa centímetros. Está envuelta con una peculiar colcha de cuadros verdes y amarillos.
Debajo de la cama, hay dos grandes cajones, donde en uno guardo mis juguetes de pequeño y en el otro cajón guardo las mantas de la cama. Más adelante, hay un armario de madera de color marrón oscuro, con dos puertas, donde guardo mis consolas y mi ropa. Al fondo hay un balón del Córdoba. A la derecha hay un escritorio de madera, donde está mi ordenador, fotos mías y un flexo para poder estudiar por la noche. Justo debajo, hay una estante de madera donde se encuentra el teclado del ordenador. Pegado a la izquierda de mi cama, hay un mueble de color marrón desde el suelo hasta en techo, donde hay varios estantes con fotos y un equipo de música en el estante del medio.
Al fondo de la habitación, desde la puerta, se sitúa la ventana, tapada por unas cortinas de color miel. Desde la ventana puedo ver una cárcel semiderruida.

Cuento.

Una noche, me desperté de madrugada, y fui al baño. Cuando fui a abrir la puerta vi como desde el otro lado de la puerta hacían fuerza, intentando que no se abriera. Tras conseguir abrir la puerta, entré al baño, pero no había nadie. Estaba la luz encendida y vi como una sombra a mi lado y no había nadie. Fui a decírselo a mis padres y me dijeron que me acostara, que eso sería del cansancio. Pero yo no me quedé tranquilo y cuando mis padres se durmieron volví al baño, abrí la puerta normal y corriente, esta vez comencé a oír una risa y mis padres no eran porque estaban durmiendo. Me acosté corriendo y tenía mucho miedo. Mientras estaba acostado, empecé a oír esa extraña risa, cada vez más fuerte y acercándose, encendí la luz y había una sombra en el suelo reflejada y la risa como si hubiera alguien al lado, comencé a gritar muy desesperado...
Abro los ojos y veo a mi padre despertándome, al final todo fue un sueño. Antes de salir por la puerta de mi casa, vi un cuadro en el recibidor de la casa y le pregunté que quién era la mujer del cuadro, me dijo que se trataba de una antepasada nuestra. Mientras mi padre se iba trabajar, me quedé mirando el cuadro y vi como la mujer esbozaba una sonrisa y salí corriendo al instituto pensando que eso no había pasado.

Cuento 2.

Se enciende la luz de mi habitación. Me despierto algo adormilado pensando en que no quiero ir al instituto. Al instante de encenderse la luz, mi padre comienza a
intentar despertarme, pero yo no le escucho. Al final, consigue despertarme tras llamarme varias veces. Me despierto y me dirijo hacia el baño, me lavo la cara y
los dientes. Tras salir del baño, mi padre intenta hacerme desayunar, pero al final no desayuno porque no tengo hambre. Me tomo un vaso un vaso de leche y co-
mienzo a vestirme. Cuando estoy vestido, me dirijo al baño para peinarme, tras peinarme, me pongo la mochila y salgo de mi casa. Estoy esperando a mis ami-
gos, muy aburrido. Cuando estamos todos, bajamos todos hacia el instituto. (Lo raro de todo esto es que si mi padre no está pendiente de mí no voy al instituto).
Pero, hay algo extraño, todo lo que hice, lo que me pasó, como transcurrió el día, fue algo muy extraño porque todo eso lo soñé esa noche, y llevo así dos noches seguidas.(Que raro). Fui al médico a ver que es lo que pasaba y me dijo que es pura casualidad, pero yo creo que no.

Cuento 3.

Me levanto por la mañana algo nervioso porque a las doce en punto he quedado para salir con una chica, pero yo a ella no se si le gusto, pero por lo que dice la gente, supongo que si. Comienzo a vestirme rápidamente porque se me hacía tarde, y me paré a pensar... Si no me gusta esta chica, que hago quedando con ella.
De pronto miro el reloj y se me hizo tarde, de tanto pensar en ella se me pasó el tiempo. Suena mi móvil, lo cojo y era mi mejor amiga para ir a tomar café esta tar-
de, y me di cuenta de que quien se preocupa por mí es mi mejor amiga y ella me importa a mí, aunque la otra solo me guste físicamente, pero no le importo de verdad.

Cuento de Don Juan Manuel.

Erase una vez unos chicos jóvenes, uno se llamaba Juan y el otro se llamaba Mario. Al día siguiente los dos tenían un examen de física y química, Mario estuvo
los tres días anteriores estudiando y Juan estudió toda la noche anterior a escondidas. Mario sacó un siete con veinticinco y Juan sacó un tres y medio. Al día si-
guiente, en el instituto, Mario vio a Juan y le dijo que solo estudiando un poco podría aprobar, lo que no podía dejar es que se le acumulen los exámenes. La mora-
leja es que sin darle importancia a los estudios, no se puede llegar a nada en la vida.


external image 7109923.jpg




Descripción degradante:

El otro día fui a entrenar y vi a una persona peculiar. Era bajo, delgado y con una forma de andar algo extraña. Su cabeza era como un pepino y era muy amarillo de piel, como un yogur, sus dientes eran grandes y sucios, como los de Ronaldinho. Andaba de una forma especial, como un pingûino. En definitiva, era una persona diferente.0.


Prospecto del sacamol:

Su composición es de 1g de paracetamol, sacarina sólida, sorbitol y ácido anhidro. Es un tratamiento para el dolor de estomago.
La posología habitual es de un comprimido de 1 a 3 veces al día, disuelto en un vaso de agua, tapado y agitar fuerte.
Los efectos secundarios suelen ser leves y son: continuas reacciones alérgicas con estornudos y anemia. Se debe mantener alejado de los niños porque sin agitar es tóxico. Está en un envase con 20 o 500 contenidos efervescentes.
Si no puede parar de estornudar, consulte a su médico y si está caducado, tirar tapado porque es tóxico.



Carta de amor:

Escribo esta carta por la mala racha que está llevando el equipo con las ventas y la falta de dinero. Yo quiero dar ánimos al equipo y que la gente sepa que soy un gran aficionado y que siempre estoy preocupado por el equipo. El Córdoba tiene muchos aficionados y los jugadores tienen que poner más ganas, porque todas las semanas la afición responde. Doy ánimos a que remon-
te el Córdoba. Que la gente sepa que el Córdoba tiene aquí un aficionado para toda la vida.

Autobiografía picaresca:

Me llamo periquito, hijo de manolito de Sevilla, he nacido en Córdoba. De pequeño mis padres me mandaron a un instituto de huerfanos y mi vida ha sido un desastre. No tenía para comer demasiado y dormía en una cama estrecha y sucia. Justamente
salir del colegio, fui a buscar trabajo para conseguir dinero para comer. No conseguí nada y tuve que ir huyendo de todos los
pueblos ya que sin trabajo me dedicaba a robar por estos. Me fui de España, fui a Argentina y encontré trabajo. No quise
saber nada de mis padres y un dia, cuando tenía 45 años me entere de que mis padres murieron.


Recitación






Entrevista a Don Quijote

¿Que siente un caballero andante?
No tiene que sentir nada solamente es un hombre sencillo y humilde.
¿Es útil un escudero?
Para acompañar al caballero en las batallas es muy útil
¿Como se siente al pelear con molinos?
Yo creía que eran gigantes.
¿Como es Dulcinea?
Una bella y simpática doncella.
¿A pesar de su edad, sigue teniendo esa idea sobre la caballería?
La edad no importa para ser un caballero andante.

Don Quijote narración

En un lugar de Córdoba, de cuyo nombre quisiera acordarme pero no me acuerdo, vivía un joven hidalgo de unos catorce años llamado Don Juan Pablo Sabariego. Vivía en una pequeña finca a las afueras de la ciudad, con su madre y su padre, que tra-
bajaban sin parar porque no tenían mucho dinero. Un día Don Juan Pablo decidió emigrar a otra ciudad para trabajar y conseguir
algo de dinero para su familia. Llego a una ciudad que se hacía llamar Sevilla donde la gente tenia un punto de vista distinto al de Don Juan Pablo, la gente era ambiciosa y casi todos ricos. Consigió trabajo en un pueblo de Sevilla, de panadero, que no ganaba mucho dinero pero le servía para poder comer y vivir. De repente oyó a su amo hablar con su hombre de confianza, pretendían matar al alcalde del pueblo. Justamente cuando el alcalde pasaba por la calle en su carruaje aparecieron dos individuos con la cara tapada que intentaron disparar al alcalde pero de pronto Don Juan Pablo salto sobre ellos y consiguió evitar la catástrofe, el amo y su hombre de confianza fueron trasladados a la cárcel de Madrid y Don Juan Pablo fue nombrado guardaespaldas del al-
calde y su familia no tuvo mas problemas.

Recital por las calles

Los alumnos de 3ºD realizaron un recital poético por las calles de Córdoba el pasado veinticinco de Abril, haciendo un recorrido por el casco histórico, con los alumnos recitando siendo grabados por una cámara.
Este recital ha sido realizado para hacer un homenaje a la vida y obras de Miguel Hernández.

Estos alumnos del instituto IES Gran Capitán, fueron por las calles recitando poemas de Miguel Hernández, siendo admirados por la gente, hicieron un recorrido por el casco histórico y por otros sitios exhibiendo los poemas. Finalmente su profesor de lengua Joaquín Mesa les evaluó correctamente.hjkhvjlhjñlmnkjñnknlj